La tala es, necesariamente la última opción para un árbol.

En ocasiones no hay más remedio que talar el árbol según en las condiciones en las que se encuentre. Si tras realizar un informe fitosanitario se determina que la enfermedad del árbol es irreversible, éste precisa ser talado. También se pueden dar otros casos de árboles que precisan ser talados como, por ejemplo, los que crecen inclinados y que pueden afectar a la seguridad de otros ejemplares, animales o personas.

 

Tala de un ejemplar de eucalyptus

En las imágenes nos puedes ver talando un ejemplar de grandes dimensiones de eucalyptus. En esta ocasión los técnicos del ayuntamiento dictaminaron la necesidad de talar el ejemplar por la gran pudrición en el fuste.

Para poder talar cualquier ejemplar, es imprescindible solicitar la licencia al ayuntamiento u organismo competente de cada localidad. En Podas y Talas Gonzalez, nos encargamos de todos los trámites.

 

Tala por inclinación

 

En ésta ocasión, es necesario talar los ejemplares por la inclinación que presentan.

En las ocasiones en las que los árboles crecen con fuerza de manera inclinada, presentan un riesgo para las personas, además de poder ocasionar algún otro problema. Por ello, es importante controlar el crecimiento de los árboles desde pequeños. Podemos recurrir a una malla que rodeé el contorno del árbol para dirigir el crecimiento del mismo.

Para evitar que el árbol inclinado pueda causar algún daño, es importante que se contacte con un profesional que pueda valorar la necesidad de tala del ejemplar.

En Podas y Talas Gonzalez amamos la naturaleza y por eso la respetamos y cuidamos. Nos encanta estar conectados con la naturaleza y por eso hacemos nuestro con mucho cariño y respeto.

Puedes contactar con nosotros